Historia
  Manifiestos
  Simbolismos
  En Chile
  Maestros
  La Ley Divina
  La Ley Divina y el hombre
  La Gran Obra
  Transmutación
  Iluminación de Alma
  Ciencia del Alma
  Sacerdocio de Aeth
  Los Magos
  Sendero Interior
  Principios
  Oraciones
  Servicios
  Alquimia
  Salud
 
 
 

La Fraternidad en América ha publicado varios manifiestos desde su fundación, esto se encuentran publicados en el libro La Rosa-Cruz, sus Enseñanzas del doctor R. Swinburne Clymer, a continuación entregamos una reseña del propósito de cada uno de ellos:

Primer Manifiesto:
Vio la luz en 1859, después del regreso de Paschal B Randolph desde Francia, trata sobre le origen de la Fraternidad e introduce el lema de todo verdadero iniciado o buscador TRY, en español INTENTALO.

Segundo Manifiesto:
Enseña los principios de la Orden y se publico por primera vez en 1864, se reimprimió en numerosas oportunidades, pareciendo en Eulis en 1871.

Tercer Manifiesto:

Después de la transición de Paschal B Randolph desde el plano terrestre, Freeman B Dowd fue el Supremo Gran Maestro de la Rosa Cruz. Su primera obra de importancia fue el Templo de la Rosa Cruz, The Temple of the Rosy-Cross, publicada en 1882.

El capitulo final del libro, llamado Rosicruciae, fue el tercer manifiesto de la Fraternidad y primero bajo la jurisdicción del nuevo Supremo Gran maestro.

Cuarto Manifiesto:
El cuarto manifiesto Rosacruz en América, pareció en 1897, en The Temple, revista publicada por le doctor Paul Tyner, miembro del Consejo de Tres. Bajo la dirección de Freeman B Dowd, Supremo Gran Maestro de la Fraternidad. Se publico bajo la firma de Rosicruciae y por orden de La que No Tiene Nombre. En la época apareció como un folleto y gozo de amplia circulación.

Quinto Manifiesto:

Una de las sociedades humanitarias más activas e influyentes que el mundo conoció fue la Orden de la Edad de Oro, con sede en Paigton, Inglaterra. Fueron muy pocos, excepto los del circulo más interno, quienes conocieron que esta sociedad era la expresión exotérica de la Fraternitas Rosae Crucis y que el editor del Heraldo de la Edad Dorada, Sydney H. Beard, ocupaba el puesto de Gran Maestro en Inglaterra y el de Gran Maestro Excelso de la Orden de la Rosa en la jurisdicción americana.
Este quinto manifiesto se publico en 1901 en el Heraldo de la Edad Dorada.

Sexto Manifiesto:
El sexto manifiesto fue conocido como la Palabra o la Señal del Equilibrio, breve escrito de gran significado esotérico, fue uno de los muy pocos escritos de Edgard H. Brown, medico, abogado, filósofo, industrial y conferenciante, quien fue designado Jerarca de Eulis por Freeman B. Dowd en 1907.

Séptimo Manifiesto:
Este manifiesto, publicado en 1930 aclara la diferencia entre la Rosa Cruz filosófica y el grado masónico de Rose Croix, diciendo textualmente:
“La Sociedad de Hermanos de la Rosa Cruz es totalmente independiente estando establecida sobre su propia base y como cuerpo no esta conectada de modo alguno con la Orden Masónica ni sus miembros han sido seleccionados desde esa Fraternidad”

Octavo Manifiesto:
Es la publicaron de la maravillosa carta publicada en el libro de Eugenius Philalethes, en 1651. El Manifiesto fue titulado Una Carta Rosa Cruz y contiene la Leyenda del sendero del Alma, la ley y el Arcano para la preparación que se requiere para encontrar la Luz en le Centro y si producir la Iluminación del Alma.

Noveno Manifiesto:

El noveno manifiesto esta dedicado a los principios básicos de la Gran Obra y de la Fraternidad, abre una puerta a los buscadores, explica la Ciencia del Alma a través del desarrollo del hombre integro, reforzando la importancia del buen estado físico, mental, económico y espiritual. Resalta la importancia del proceso de transmutación como una llave para el avance espiritual.

Décimo Manifiesto:
Esta manifiesto esta dedicado a las Grandes Escuelas, remontándose a los Gnósticos, a los Misterios de Eleusis, Los Esenios, Terapeutas, Herméticos. Los Caldeos y sus descendientes los Magos, los Casidianos, Orfitas y a los Sacerdotes de Melquizedek.
Gran atención se presta al trabajo de estas escuelas y al propósito del hombre en la tierra.

Undécimo Manifiesto:
Es un resumen de los principios fundamentales, conceptos, intenciones y finalidades, y en la medida de los posible, la filosofía básica de la Fraternidad Rosa Cruz, la Augusta Fraternidad y la Gran Obra.

Duodécimo Manifiesto:
Trata sobre la resurrección de las escuelas secretas y sobre el objetivo primordial de cada una de ellas la INICIACION: